La Música Nueva Viaja al Pasado Para Crear su Presente

Si prestas verdadera atención a tu alrededor, notarás que las modas regresan constantemente. Desde la ropa, las zapatillas, los muebles de tu casa y hasta la música que escuchas, casi nada es realmente nuevo, todo regresa a nuestras vidas proveniente de décadas anteriores.

En el caso de la música, es difícil señalar el momento exacto en el que el mainstream comenzó a mirar hacia atrás buscando inspiración para nuevos hits, pero podría decirse que comenzó con algunos samplers de temas antiguos, como este en boca de Daddy Yankee.

En lo que hace a música anglosajona, la tendencia viene también rodando desde hace rato, pero tomó verdadera fuerza con el lanzamiento de “Future Nostalgia”, el álbum de Dua Lipa de 2019, en el que la cantante kosovar, revisita sonidos de la música disco de los años 70 y el dance de lo ‘80 y ‘90.

En la TV, programas como Stranger Things, han sido responsables del resurgimiento de algunos temas que posiblemente tus padres o hasta tus abuelos, hayan oído en sus casas cuando tenían tu edad. Tal es el caso de ‘Running Up That Hill’, de Kate Bush, grabado originalmente en el año 1985 y que hoy suena como si hubiese sido lanzado la semana pasada. 

Y a propósito, ya que hablamos de Kate Bush, cabe mencionar también que si bien la cantante no graba nada nuevo desde el año 2016, mantiene un flujo de más de 40 millones de oyentes mensuales en Spotify, probando una vez más este notable regreso a la música “antigua”.

Todo esto es tan cierto y tan real, que hasta algunos de los premios más prestigiosos de la industria musical, como son Los Grammys, reconocieron en su más reciente edición, la música de el proyecto Silk Sonic de Anderson Paak y Bruno Mars, plagado de elementos del funk, propios de la década del 70.

Por otro lado, si nos vamos al formato de cine, encontraremos que algunas de las películas más taquilleras y premiadas de los últimos tiempos, han sido films como Licorice Pizza o House of Gucci, ambas también ambientadas en los años 70.

Existen tres teorías válidas sobre por qué miramos el espejo retrovisor constantemente, para hallar “nuevos sonidos”: Hay quienes aseguran que este es el resultado de la poca variedad musical que encontramos hoy día en el mainstream. Otros se lo adjudican al aburrimiento creado durante el lockdown de la pandemia, el cual nos dio suficiente tiempo como para incursionar en viejos hits; y una tercera teoría, nos habla de que el utilizar música reconocible ante las masas, ayuda a llegar al gusto popular con mayor velocidad, creando así como una especie de atajo al éxito asegurado. 

Sea cual sea el motivo, todos estamos disfrutando esto, y eso es lo que realmente importa. La música es un animal vivo que muta constantemente de piel, solo necesitamos estar conscientes de ello y saber adaptarnos a cada cambio. Es es todo. 

¿Se Acabaron Los “One Hit Wonders”?

Cuando alguien hace referencia a un artista ‘One hit wonder’, se refiere a un músico o grupo que en algún momento de su carrera logró embocar un hit, ya sea a nivel nacional o internacional, pero que luego no pudo superarlo con sucesivos lanzamientos.

Esto suele quitarle el sueño a cualquier artista, ya que lograr el reconocimiento y el éxito puede ser una bendición y una maldición a la vez, si dicho músico no logra repetir la hazaña.

Ejemplos

Algunos ejemplos claros de esto, en lo que hace a música en español, podrían ser ‘La Macarena’ de Los del Río, o ‘Aserejé’ de Las Ketchup:

¿Por qué ejemplos tan antiguos? Porque al parecer, el fenómeno del “One hit wonder” es una pesadilla que estaría desapareciendo tan rápido, como desapareció el grupo Azul Azul, luego de “La Bomba”.

Así Era Antes

Antes de que existieran las plataformas de streaming, los artistas requerían tener sí o sí, el apoyo de una disquera para darse a conocer. Dependiendo del potencial de un artista nuevo, la disquera pactaba con este, la inversión de una cierta cantidad de dinero, que en general se traducía en grabarles y distribuir uno o dos discos completos, con la esperanza de que el éxito de dichas producciones, les permitiera recuperar la inversión y comenzar a ganar dinero.

Cuando esto no sucedía, o cuando el artista embocaba un hit, pero los sucesivos sencillos no lograban la atención del público o las radios, lógicamente la disquera se deshacía de dicho artista, y salía a buscar ‘pastos más verdes’ por otros sitios.

Así es Ahora

Hoy en día, esto sucede cada vez menos, ya que las disqueras no invierten más ‘a ciegas’ en los artistas, sino que ahora suelen firmar a solistas o bandas que ya han logrado cierto éxito a nivel independiente, ya sea a través de YouTube, SoundCloud, o cualquier otra plataforma de streaming.

Al igual que los estudios de cine, que prefieren apostar por films como The Avengers, en los que el público ya conoce a los personajes y sus historias, los sellos prefieren realizar inversiones más seguras, en artistas que ya tengan un cierto volumen de seguidores y un hit o hits, sonando en sus teléfonos.

¿Lo Malo de Esto?

Lo malo es que desde luego, no existe la necesidad de salir a buscar sonidos nuevos o diferentes, sino simplemente tendencias que aseguren una inversión certera.

Lo Bueno de Esto

Lo bueno es que los artistas no tienen que esperar a ser descubiertos, ni tienen por qué aceptar los mandamientos de las disqueras, que muchas veces los ‘obligaban’ a modificar su imagen o su arte, en pro de mayores ventas. 

Por el contrario, son los artistas quienes poseen el control de sus carreras, ya sea a través de las redes sociales o las plataformas antes mencionadas, mediante las cuales, no solo dan a conocer sus nuevos lanzamientos, sino que además mantienen una comunicación con sus fans en ‘real time’, que les permite saber qué funciona y qué no, incluso antes de dar a conocer un nuevo sencillo.

En Conclusión

Esto les permite como mínimo, tener un selecto grupo de fieles seguidores que aún cuando su música no suene en radios, ni forme parte de los rankings de Billboard, asistirá a sus conciertos o escuchará su música en streaming, permitiendo la supervivencia del artista y por ende ayudando a hacer desaparecer, aquel antiguo fenómeno, llamado… “One Hit Wonder”.

Myke Towers – La Humildad de un Grande

Para entender el significado del título de esta nota, es importante primero hacerte una pregunta:¿Entre propias y colaboraciones, cuántas canciones del género urbano oyes por semana, que incluyen el nombre de Myke Towers? Seguramente la respuesta es, muchas.

Su Cuenta de Instagram

Sin embargo, si visitas la cuenta de Instagram del puertorriqueño, te dará la sensación de estar viendo el perfil de un músico que recién comienza. No tiene fotos con costosas joyas, ni mansiones en Miami; ni voluptuosas mujeres adulándolo, ni autos deportivos de diferentes colores y marcas.

Por el contrario Myke se concentra en mostrar sus logros profesionales, sin olvidar quién era antes de la fama, ni de dónde viene.

Eso es humildad, eso es seguridad en sí mismo, eso es estar concentrado en sus metas, sin distraer la mirada con cosas vanas que sólo llevan a muchos artistas a ‘dormirse en los laureles’, en lugar de seguir trabajando por sus sueños.

En 2011

Diez años atrás, Myke era un desconocido caminando por las calles de Río Piedras, Puerto Rico, y hoy se codea con los nombres más grandes del género urbano latino y varios de la música anglo como Selena Gomez o Cardi B, y temas que han entrado en el top 200 Global, de Spotify.

Su Inspiración

En sus comienzos, Myke se inspiraba en el reggaetón de Don Omar y en el rap de 2Pac y Biggie, subiendo temas a SoundCloud, la plataforma que le ha dado vida a tantos artistas alrededor del mundo.

Su ‘Break’

Su primer ‘break’ lo tuvo en 2019, de la mano de su compatriota Farruko, cuando ambos lanzaron el tema, “Si Se Da”. Desde entonces Myke no ha parado de crecer y de abarcar más y más terreno en el difícil mercado de la música. 

Su Ídolo

Con tres álbumes en la calle, su más reciente producción titulada “Lyke Mike”, es un regreso a sus raíces de hip hop y rap, y un tributo al genio del baloncesto de los Chicago Bulls, Michael Jordan. De hecho el disco cuenta con 23 cortes, en directa relación con el número que este ícono del deporte lucía en su camiseta.

Su Versatilidad

El boricua ha demostrado su versatilidad, logrando el mismo éxito en el rap, el hip hop o el reggaetón. Hay quienes lo prefieren en su faceta más comercial y otros que optan por su lado más ‘duro’ del rap; pero en cualquier caso, nadie niega el talento que posee en cualquier de los tres géneros.

Sus Causas

Entre sus causas fuera de la música, Myke a demostrado su interés en alzar la voz a favor del movimiento Black Lives Matter, lanzando en 2020 el corte ’Michael X’, en honor al famoso activista Malcolm X y cuyo video representa un famoso discurso que este diera en 1962, sobre la brutalidad policial. 

Su Talento

Un músico que pone en claro que lo de él, no es lograr el éxito rápido y pasajero, sino ese otro que requiere trabajo e inteligencia; ese que va madurando poco a poco, creando una línea de crecimiento constante y que en su cabeza, seguramente no tiene fin. 

Ese es es Myke Towers y esa es la humildad de un grande. 

Entrevista On Demand Con Tini Stoessel

Cuando comenzaste a soñar con cantar y tener una carrera, sentías que era un delirio, o en el fondo sabías que lo ibas a lograr?  

Tienes 14 millones de usuarios en IG. ¿Cada tanto te dan ganas de pellizcarte por semejante responsabilidad?

De lo contrario siempre tienes la música para que hable por ti, ¿Verdad?

“Tini Tini Tini” es el título de tu nuevo álbum. ¿Esas “3 Tinis”, representan tres facetas diferentes de tu vida?

Las baladas no pasan de moda como los temas bailables… ¿por qué crees que es así?

Cumpliste el sueño de grabar un tema con Alejandro Sanz ¿Qué aprendiste de él?

¿Qué otro sueño personal y en tu carrera te gustaría cumplir?

Gracias Tini por tu tiempo y buena onda, y te deseamos el mayor de los éxitos con tu nuevo disco.

La Música Urbana Podría Cambiar de Nombre

Tal vez no lo haya oído aún, pero comienza a resonar la idea, de abandonar el uso del término “urbano”, al referirnos al género musical.

Ritmos como el reggaetón, el trap latino, el dembow y el R&B latino, entre otros, han sido siempre agrupados bajo la etiqueta de “música urbana”, algo que podría estar ligado a una antigua intención de separar o segregar estos géneros, dentro de la industria.. 

Su Uso en los 70’s

La palabra “urbano”, viene utilizándose desde mucho antes que ritmos como el reggaetón, se hicieran populares en el mundo. Se dice que el uso de dicha categoría en las entregas de premios de los años setenta, habría apuntado a separar la música negra, de la blanca.

Lo cierto es que su mismo significado podría tener un trasfondo despectivo, y ser interpretado como “música callejera”, o “de barrio”. 

Grammys no More!

Y al parecer, esto es algo que hasta los organizadores del Grammy han decidido tener en cuenta a partir de ahora, ya que acaban de anunciar que ellos mismos dejarán de usar esa palabra al referirse a dicho género musical.

De hecho, anunciaron que en la edición de este año, la categoría de “Best Urban Contemporary Album” ha sido renombrada como: “Best Progressive R&B Album”. Y que, de la misma manera, las grabaciones latinas -urbanas- ya no serán nominadas en la categoría de “Best Latin rock, -urban- or alternative album”, sino en la de “Latin pop albums”

Y Este Sello Tampoco…

Por otra parte, el sello discográfico Republic Records, el cual alberga a artistas como Ariana Grande, The Weeknd y Taylor Swift, anunció en su cuenta de Instagram que también eliminará dicha palabra, expresando: “Alentamos al resto de la industria de la música a hacer lo mismo, ya que es importante darle forma al futuro tal y como queremos que se vea, y no adherirnos estructuras obsoletas”, termina el comunicado.

View this post on Instagram

#WeUseOurVoices, Use Yours.

A post shared by Republic Records (@republicrecords) on

En Conclusión

Habrá que ver aún, si esta iniciativa se expande hacia todos los ámbitos de la industria, pero no cabe duda que es un tema del que cada persona y entidad deberá informarse correctamente.

Queda claro que las últimas protestas en pro de una justicia social que nos hable a todos por igual, están abriendo nuevos diálogos, nuevas maneras de pensar y de ver las cosas; un camino vital, para alcanzar el progreso que queremos, no solo en Los Estados Unidos, sino en el mundo entero.