La Música Nueva Viaja al Pasado Para Crear su Presente

Si prestas verdadera atención a tu alrededor, notarás que las modas regresan constantemente. Desde la ropa, las zapatillas, los muebles de tu casa y hasta la música que escuchas, casi nada es realmente nuevo, todo regresa a nuestras vidas proveniente de décadas anteriores.

En el caso de la música, es difícil señalar el momento exacto en el que el mainstream comenzó a mirar hacia atrás buscando inspiración para nuevos hits, pero podría decirse que comenzó con algunos samplers de temas antiguos, como este en boca de Daddy Yankee.

En lo que hace a música anglosajona, la tendencia viene también rodando desde hace rato, pero tomó verdadera fuerza con el lanzamiento de “Future Nostalgia”, el álbum de Dua Lipa de 2019, en el que la cantante kosovar, revisita sonidos de la música disco de los años 70 y el dance de lo ‘80 y ‘90.

En la TV, programas como Stranger Things, han sido responsables del resurgimiento de algunos temas que posiblemente tus padres o hasta tus abuelos, hayan oído en sus casas cuando tenían tu edad. Tal es el caso de ‘Running Up That Hill’, de Kate Bush, grabado originalmente en el año 1985 y que hoy suena como si hubiese sido lanzado la semana pasada. 

Y a propósito, ya que hablamos de Kate Bush, cabe mencionar también que si bien la cantante no graba nada nuevo desde el año 2016, mantiene un flujo de más de 40 millones de oyentes mensuales en Spotify, probando una vez más este notable regreso a la música “antigua”.

Todo esto es tan cierto y tan real, que hasta algunos de los premios más prestigiosos de la industria musical, como son Los Grammys, reconocieron en su más reciente edición, la música de el proyecto Silk Sonic de Anderson Paak y Bruno Mars, plagado de elementos del funk, propios de la década del 70.

Por otro lado, si nos vamos al formato de cine, encontraremos que algunas de las películas más taquilleras y premiadas de los últimos tiempos, han sido films como Licorice Pizza o House of Gucci, ambas también ambientadas en los años 70.

Existen tres teorías válidas sobre por qué miramos el espejo retrovisor constantemente, para hallar “nuevos sonidos”: Hay quienes aseguran que este es el resultado de la poca variedad musical que encontramos hoy día en el mainstream. Otros se lo adjudican al aburrimiento creado durante el lockdown de la pandemia, el cual nos dio suficiente tiempo como para incursionar en viejos hits; y una tercera teoría, nos habla de que el utilizar música reconocible ante las masas, ayuda a llegar al gusto popular con mayor velocidad, creando así como una especie de atajo al éxito asegurado. 

Sea cual sea el motivo, todos estamos disfrutando esto, y eso es lo que realmente importa. La música es un animal vivo que muta constantemente de piel, solo necesitamos estar conscientes de ello y saber adaptarnos a cada cambio. Es es todo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.