LaMusica Reviews: “Esquemas” de Becky G

La cantante mexicano-estadounidense Becky G, acaba de presentar “Esquemas”, su segundo álbum luego de “Mala Santa”, su disco debut de 2019.

Como responsable de este review, debo confesar que me acerqué a este disco con medianas expectativas. Para mi, y seguramente para muchos de ustedes, Becky parecía ser una cantante ideal para esos hits comerciales en colaboración con otros artistas de renombre, tales como: “Mayores” junto a Bad Bunny, “Sin Pijama” junto a Natti Natasha, o “Mamiii” con Karol G.

Sin embargo, esta nueva producción puso en claro, al menos para nosotros, que su talento no depende de otros artistas para brillar, y que puede mantener esa misma voz de mando a la hora de encontrarse sóla, frente al micrófono del estudio de grabación.

Cabe recordar que buena parte de “Esquemas”, fue concebido durante el confinamiento de la pandemia, lo cual también demuestra que a veces, “clavar los frenos” repentinamente, puede ser una bendición para el proceso creativo de estos artistas, que previo a la pandemia, vivían entre aviones y hoteles 24/7, lejos de sus seres más queridos.

Si bien de a momentos daría la sensación de que algunos de los temas fueron seleccionados con la única intención de convertirse en éxitos comerciales, tales como: “Fulanito” o “Ram pam pam”, al oír la placa con detenimiento, nos encontramos con otros que demuestran que si escavamos más allá de lo que “vende”, también encontraremos cortes bien elaborados, con excelentes arreglos y hasta un tanto “riesgosos”, como pueden ser: “Dolores” o “Flashback”, este último junto a Elena Rose, una de las compositoras más proliferas de la industria.

En otras palabras, “Esquemas” no es un disco que rompa con los esquemas establecidos, pero sin duda alguna logra romper con algunas asunciones que muchos de nosotros teníamos sobre esta artista y que a partir de hoy, nos permitirán verla como ciempre debimos haberla visto, una mujer guerrera, que sabe lo que quiere, y lo logra.

LaMusica Reviews: “Trinchera” de Babasónicos

En el estado de la música actual, no todos los días tenemos la posibilidad de realizar el review de un disco de pop/rock como este, por lo cual, ahora que finalmente tenemos la producción en nuestras manos, no podíamos dejar pasar la oportunidad.

¿Baba Qué?

Para aquellos de ustedes, hijos naturales de la música urbana, es posible que el nombre Babasónicos resuene poco -o nada- en sus cabezas, por lo cual es importante poner en contexto el peso de este lanzamiento, y contarles que se trata del décimo tercer álbum de esta banda formada en el año 1991, y que hacía cuatro años que no editaba nuevo material de estudio.

Reinventarse

La palabra clave de esta producción, posiblemente sea “reinventarse”, algo que este grupo argentino ha logrado hacer a lo largo de tres décadas de música. Pero no nos referimos tan sólo a la virtud de mantenerse en carrera, sino al hecho de que aún siendo un grupo de cinco cincuentones, logren siempre sacudirse los años de encima, para no sonar como una “banda adulta”.

El disco contiene 11 canciones de las cuales el primer sencillo escogido, fue este excelente tema, titulado: “La izquierda de la noche”, lanzado algunos meses atrás.

Claro que si nos hubiesen preguntado a nosotros, posiblemente hubiéramos lanzado primero este otro, titulado “Mimos son Mimos”, el cual comienza con un adictivo riff al estilo Rolling Stone.

Made in Pandemia

Compuesto entre 2020 y 2021, en plena pandemia en la que nos tocó “atrincherarnos” para cuidarnos del virus, era lógico que la producción visite algunos de los momentos vividos, como es el caso del tema “Anubis”, en el que Adrián Dárgelos canta:

“…No va a empezar la muerte hoy / A llevarse a mis amigos / No la voy a dejar, no la voy a dejar / Tiene que peleármelo…”

Sin embargo, no crean con esto que se trata de un disco oscuro, amargo o triste, Por el contrario, resulta ser una producción mayormente rítmica, de esas que se entienden mejor, oyendolas en orden, desde el primero de sus cortes hasta el último.

Un disco inteligente pero fácil de digerir, en el que el grupo sudamericano, demuestra una vez más el porqué de su longevidad, en un mercado cada vez más acostumbrado a los hits del momento.

Si su música te seduce tanto como a nosotros, estate pendiente, porque el grupo sale de gira en estos días, y pasará por Uruguay, México, Argentina, Chile, Estados Unidos, España, Francia, Alemania Colombia y más lugares a ser confirmados.

Álbum Review: Wos – “Oscuro Éxtasis”

Hoy vamos a dedicarle este espacio a Wos, el rapero argentino que acaba de editar su segundo álbum de estudio, llamado “Oscuro Éxtasis”.

La historia de Wos tiene los típicos ingredientes del chico que se hace famoso muy joven, (19 años), y que luego tiene que lidiar con las ventajas, pero también con el peso que pone sobre las espaldas de cualquier persona, el convertirse de la noche a la mañana en el ídolo de una generación.

“Caravana”, su anterior disco, explotó en la escena musical de su país como una bomba neutrónica y en tan sólo un par de meses, el sudamericano pasaba de participar en batallas de freestyle, a convertirse en una estrella con luz propia y hits que oscilan entre los 39 y los 185 millones de reproducciones en Youtube.

Esta nueva placa, pone en evidencia que después de los ‘festejos del éxito’, alguien tiene que ‘lavar los platos y ordenar la casa’, y nos muestra así la otra cara de la fama, vista a través de los ojos de este talentosísimo músico, tan difícil de etiquetar.

Al igual que en la producción anterior, esta nueva producción incursiona en el pop/rock, pero sin perder de vista el sonido urbano que lo caracteriza. Además, su sonido se expande también hacia bases folklóricas de su país, como es el caso de “Culpa”; o a texturas bailables como la de “Cambiando la piel”, junto a Nicki Nicole; como así también otras de corte mucho más oscuro, como es el caso de “Mugre”.

‘Oscuro Éxtasis’ insinúa con su temas, las ganas de Wos de internacionalizar más su música, al igual que lo han hecho algunos de sus colegas, tales como: Duki, Bizarrap, Nicki Nicole y tantos otros, quienes han logrado crecer más allá de sus fronteras, abriendo nuevos mercados no sólo para ellos, sino para la música urbana argentina, que viene creciendo a pasos agigantados.

Este es un disco para oír de principio a fin y dejarnos llevar, del amor a la bronca, de la protesta a la aceptación y de la luz al oscuro éxtasis. Los discos posteriores a un álbum muy exitoso, suelen ser una prueba de fuego para sus autores, y Wos acaba de pasar dicha prueba, con los ojos cerrados.