La Verdadera Herencia Hispana

Posiblemente, esta no sea la típica nota que verás repetirse en todos los medios periodísticos a partir de hoy, sobre el Mes de la Herencia Hispana.

Sin aburrirte con una larga explicación histórica, digamos que todos los años, del 15 de septiembre al 15 de octubre, se reconoce el valor que hemos tenido los inmigrantes hispanos y sus descendientes, en el progreso de los Estados Unidos, como país y como sociedad. 

Es cierto que, si a la tierra del Tío Sam, le quitáramos las deliciosas comidas que hemos importado de nuestros diferentes lugares de origen, el menú culinario norteamericano sería bastante menos llamativo. También es cierto que si con el poder de una barita mágica, pudiéramos hacer desaparecer a los latinos que cocinan, los que realizan mantenimiento de jardines, los que limpian, los operarios de fábricas, los que cosechan frutas y vegetales y tantos otros puestos de trabajo mayormente ocupados por nuestra raza, la economía de este gran país, se detendría abruptamente.

Sin embargo, y si bien todo lo antes mencionado tiene un valor enorme, e imposible de ignorar, ha sido en estos últimos años, con el auge de la música latina, que nuestra herencia está siendo reconocida, de diferente manera.

Durante décadas y décadas, nos hemos “vendido” y no han “comprado” como un pueblo de clase trabajadora, donde nuestros papeles en series de TV y/o películas de cine, giraban siempre en torno al pandillero, la mucama o el jardinero. Rara vez éramos nosotros los amos de casa, los jefes de empresa o los personajes adinerados. De hecho, no fue sino hasta el lanzamiento y posterior suceso de la serie “Modern Family”, que Sofía Vergara ayudó a romper con el estereotipo latino, mostrando esa otra cara de nuestra gente.

Hoy en día, con la increíble explosión musical que hemos aportado al mundo, y que de alguna manera comenzó con las semillas que sembraron años atrás, Gloria Estefan, Ricky Martin, Marc Anthony y tantos otros de los nuestros, es que por fin podemos lucir algunos de nuestros otros talentos. 

Era hora de que el mundo entienda, que si nosotros disfrutamos de la música anglosajona durante décadas, balbuceando letras que no entendíamos; el mundo podrá también balbucear las de, por ejemplo, Bad Bunny, Rosalía, Karol G o J Balvin, sin necesidad de que les cantemos en su idioma.

Lo que queremos decir con esto, es que además de dejar como herencia, el haber demostrado que podemos trabajar de sol a sol y hacerlo mejor que nadie; también podemos ser managers, jefes y dueños, y movilizarnos en autos deportivos o jets privados. Porque nuestra cultura no tiene límites, y nuestro deseo de superación, no tiene techo. Todo esto, y mucho más, es nuestra verdadera herencia hispana, y la verdad… es que recién estamos comenzando.

Leave a Reply

Your email address will not be published.